Eslabones Favoritos
La Puerta De La Palabra
Un portal para las iglesias que se reunen y predican en las plazas, parques, jardines, y calles de México.
The Workman's Study Bible
Un program para estudio Bíblico con un interfaz avanzado, compatible con los modulos de Online Bible.

Apreciado hermano,

Yo era uno de aquellos que en la niñez vivía en América Latina y usaba la 1960 en vez de la 1909. Todavía tengo la misma 1960 de mi niñez que mi padre me compró en 1966 de las Sociedades Bíblicas Unidas. Memoricé versículos de ella y hasta la continué usando aun cuando llegué a ser un misionero independiente de mis padres, en 1977. Pero ese mismo año yo fui confrontado con una 1909 e hice algunas comparaciones; fui convencido casi inmediatamente que el comité de revisión de la 1960 había perjudicado la Biblia, bajo el disfraz de actualizarla. Todo lo que he descubierto desde ese momento ha confirmado esa mi sospecha original. La 1960 es perversa en su tendencia de agregar a la palabra de Dios y de trivializar el estándar, esto es cierto desde la perspectiva del Textus Receptus tanto desde la perspectiva del Cristianismo histórico en América Latina.

La revisión de 1960 fue hecha por "evangélicos" modernos, confundidos por el siglo 20, y por su armenianísmo "feístico" superficial hecho tan popular por tele-evangelistas (Billy Graham, Luís Palau, etc.), y por el egoísmo de la filosofía humanista, la cual pinta la misma salvación como otro método de autoayuda, (Dios puede dar "significado" a tu vida), y por otras muchas cosas. ¿Qué mas motivaría a los revisores de la 1960 a agregar la palabra "rehúsa" al texto de Juan 3.36, sino de intimar que Dios no condenaría a un hombre incrédulo por la ignorancia? Si estos evangélicos creen esto, está bien, dejaremos que Dios haga el juicio final, pero, ¿apoco no puedes despreciar la disposición por parte de ellos a incorporar a su revisión su filosofía humanista y su armenianísmo superficial? ¿Puedes tomar tal revisión en tu mano y con limpia conciencia declarar que no es contaminada con ideología popular e imperiosidad evangélica intrusa? Si ellos creían que estas palabras eran "implicadas" entonces deberían haberlas puesto en bastardillas, como cualquier otra traducción honesta, incluyendo traducciones Católicas; Pero no lo hicieron. ¿Podrá ser esta en verdad la "palabra de Dios?" Yo no la puedo aceptar como tal, y la actitud que movió a Nida y a sus compañeros a estampar sus doctrinas superficiales directamente en el texto Bíblico estandarizada por Dios en español es de condenar, sin importar si es perpetrado por Testigos de Jehová, Anglicanos, o Evangélicos Latinos. La verdad es que la 1960 fue aceptada originalmente y aun es defendida por ser conveniente, no por ser digna.

Si tienes alguna evidencia que demuestra que la 1862-1909 es una corrupción de la Biblia estándar en español, entonces la consideraré objetivamente. Toda la evidencia que yo he hallado demuestra que la 1862-1909 es la única Biblia en español digna de ser llamada la palabra de Dios en español. Si estoy equivocado, que Dios me perdone. Yo sinceramente trato de ser justo en mi juicio de otros, y si he fallado pido perdón. Pero por mi conciencia no puedo sentarme quito mientras los bilingües pisotean la Biblia estándar en español, y la revisión de 1960 y sus defensores fingen que es una verdadera y honesta actualización al español arcaico.

Yo no te culpo por defender tu Biblia 1960; y sinceramente me disculpo si mis artículos te han dado la impresión que yo le falto respeto para aquellos que usan la 1960. Tal no es el caso, pues tengo un gran respeto para mi propio padre. Pero, como los hechos son tercos, me es imposible no señalar que antes de 1960 todo el mundo Cristiano de habla español tomaban su Biblia en sus manos como las mismas palabras de Dios en español, y el libro que tenían en sus manos en verdad era digno de esa confianza. Sin embargo, ahora el mundo hispano generalmente prefiere la 1960, sin un solo pensamiento acerca de su dignidad, sus antecedentes, los motivos detrás sus cambios, o la actitud de los hombres que lo trajeron a existencia. Si tu sinceramente has considerado estas cosas y concluyes con tu investigación que la revisión de 1960 es digna de ser llamada las mismas palabras de Dios, entonces que Dios te bendiga y te prospere. Si no puedes rendir ese respeto a la 1960, entonces acepta la 1909, no con la actitud que la 1909 es menor de dos males, pero con la actitud que Dios ha provisto una Biblia estándar en español precisamente durante el tiempo de la reforma de habla español (la cual tiene muy poco de ver con Reina, Perez, Enzinas, et al.), e hizo una obra con ella la cual no fue duplicada durante el mismo siglo en cualquier otra cultura, y que nosotros también somos el fruto de este extraordinario movimiento de Dios.

Sinceramente,

Guillermo Kincaid.