Eslabones Favoritos
La Puerta De La Palabra
Un portal para las iglesias que se reunen y predican en las plazas, parques, jardines, y calles de México.
The Workman's Study Bible
Un program para estudio Bíblico con un interfaz avanzado, compatible con los modulos de Online Bible.

por Guillermo Kincaid

La reforma protestante de Europa en el siglo 16 produjo Biblias en todas las lenguas europeas, incluyendo español. Francisco de Enzinas completó el NT en 1543. Casiodoro de Reina tradujo la Biblia entera del texto latín Paginus en 1569. Y en 1602 Cipriano de Valera, utilizando mayormente la traducción de Reina, tradujo la Biblia entera usando el hebreo Masorético y el griego Textus Receptus. Esta logró una segunda edición en 1625. Sin embargo, Valera no estaba en España. Los últimos Protestantes fueron eliminados de España antes de 1570. Y los españoles reformados desterrados gradualmente se incorporaron a las culturas de su exilio. Así, la Santa Inquisición efectivamente anuló los trabajos de los reformadores españoles. No había impresiones significantes de la Biblia en español desde 1625 hasta 1793 (Felipe Scio) [Margarita T. Hills, Sintesis Cronologica de las Revisiones Hechas a la Biblia Reina-Valera. 1954, ABS NY].

La verdadera reforma en tierras españolas no empezó hasta que Dios levantó su mano en el cielo y dijo "¡No más!" a la Santa Inquisición. En principios del siglo 19 Napoleón invadió España, involucrando los ejércitos y fuerzas navales de España en una guerra insensata europea. Sin embargo, esto resultó en la independencia de toda Nueva España, incluyendo a México, Gran Colombia, y Gran Rio de la Plata (Argentina). Las guerras de independencia también fomentaron ideologías liberales para libertad religiosa, y en contra de la iglesia Romana, y para el año 1820 el Santo Oficio había perdido su base de poder. Aunque la Inquisición era abolida, la jerarquía Romana era sumamente poderosa en las cuatro Españas de esa época. En México, donde habitaban mas de habla española que en todas las demás, el clero Romano intentó imponer su poder por fuerza (ve, por ejemplo, el Plan de Iguala), y esto causó una guerra civil entre "liberales" y "conservadores" que duró hasta la mitad del siglo.

Mientras, con la abolición de la Inquisición y la división de España, algunos hombres valientes intentaron viajar a las Españas con el propósito de vender Biblias. La Sociedad Bíblica Británica y Extranjera (SBBE) imprimió para ellos Biblias y Nuevos Testamentos de la versión Scio (1793, versión romana sin apócrifa y notas), y estos hombres encomendaron sus vidas a Dios y embarcaron. Jorge Borrow, un inglés, fue a España en 1836. Fue perseguido y hasta encarcelado, pero por fin salió ileso de España en 1840 [George Borrow, The Bible in Spain, 1842, Gutenberg Etext edition.]. James Thomson, un Escocés, después de estar en Sudamérica por unos años, llegó a Veracruz el 2 de mayo, 1827, y procedió a vender sus Biblias. Vendió su carga entera (300 Biblias, y 1000 NT's) en dos meses, forzándolo a mandar pedir más. Encontró amistades entre los "liberales" y formó en 1828 la primera institución protestante en México, la Sociedad Bíblica Nacional [Protestantismo, Enciclopedia Mexicana, 1977, 10:433]. Sin embargo había una fuerte reacción de las autoridades católicas, que contaron con el apoyo de las civiles. El 11 de Mayo de 1830 Thomson decidió salir del país dejando la Sociedad Bíblica en manos de un doctor José M. Luis Mora. En 1835 el mismo Mora tuvo que exiliarse por "problemas políticos", y con su salida la Sociedad Bíblica Nacional dejó de existir. Sin embargo las Biblias que vendieron en estos años fomentaron aún mas el deseo de libertad religiosa, especialmente entre los liberales, incluyendo hombres ilustres, como Melchor Ocampo y Benito Juarez. Los conservadores, encabezados por General Lopez de Santa Anna mantuvieron el poder político hasta 1855, cuando por fin los liberales, encabezados por Benito Juarez, vencieron. Santa Anna se escapó de México, y el nuevo gobierno instituyó por primera vez desde Cortez la libertad religiosa en todos los territorios mexicanos.

Reacción de las Sociedades Bíblicas

Con la victoria de los liberales, las tres sociedades bíblicas mayores se movilizaron, esforzándose para proveer Biblias en español. Esta vez no imprimieron Biblias romanas, sino las tres produjeron revisiones independientes de la única Biblia en español traducida de los idiomas originales, la Valera 1602. La SBBE modernizó solamente el lenguaje de la 1602 y publicaron su NT en 1858, la Biblia entera en 1861. Ni siquiera revisaron las peculiaridades de Valera para conformarla a las Biblias comunes de otros idiomas. La Sociedad para la Propagación de la Ciencia Cristiana (SPCC) revisó la 1602 publicando su revisión en 1862, no solamente conformándola en sus traducciones extrañas, pero aclarando algunas frases anticuadas. La Sociedad Bíblica Americana (Nueva York) revisó la Valera completa en 1865, pero conformando casi todo al lenguaje de la Versión Autorizada en inglés. En pocos años la revisión 1862 de la SPCC dominaba. Esta revisión fue inmediatamente e indiscutiblemente la Biblia de norma en español. En pocos años las otras dos sociedades bíblicas empezaron a publicar la SPCC 1862 también. En 1909, la SBA y la SBBE colaboraron en revisar ligeramente y publicar la SPCC 1862 revisada, la Biblia que ahora tenemos en la Valera 1909.

Su fruto es incomparable en este siglo. En 1850 había muy pocas decenas de protestantes en Latinoamérica. En 1900 ya había entre 200,000 a 300,000 (0.4 % de la población), pero en 1960 había 6.7 millones (3.4%). Se calcula que hoy hay mas de 50 millones de protestantes en Latinoamérica (12.4%) [Estadísticas incluyen Brazil, Operation World, 1993, Zondervan, Grand Rapids MI, p. 64]. Es innegable que la Biblia que engendró la iglesia hispana es la Valera 1862, uniformizada en 1909, y que llegó a ser la Biblia de norma en español. Esta conclusión no depende solamente de estadísticas de crecimiento evangélico, pero también por estadísticas de enemistad. En 1940 las autoridades en España confiscaron 110,000 Biblias de la Sociedad Bíblica de Madrid, tratando de callar su influencia sobre el pueblo hispano. Luego en 1956 declararon la Sociedad Bíblica "fuera de la ley," y confiscaron otras 30,000. Estas cosas no cambiaron hasta el concilio de Vaticano II en 1965. Las tinieblas no han sido enemigo de las nuevas Biblias, sino de la antigua. [Cronología de la Reforma en España, http://ourworld.compuserve.com/homepages/jignaciocolerabernal]. Por estas reconocemos que lo que ha sucedido desde la "reforma" Mexicana, que esparció a todo Latinoamérica, era obra de Dios, y que la Biblia común durante este despertamiento hispano era la Valera 1909. No debe ser difícil para los de habla española reconocer la Biblia que es la autoridad de Dios en español.